Vídeos

Loading...

miércoles, 4 de marzo de 2015

De vuelta al blog, desde el bloque...

Hace algunos meses que he estado ausente del blog por distintos motivos, principalmente por mi mudanza a New York y el consiguiente proceso de adaptación que tal iniciativa conlleva. En general, las cosas han transcurrido con normalidad y dentro de lo previsto, y ya establecido es hora de volver a escribir y animar éste blog, pero ésta vez desde el bloque.
 
New York y Nuebayol, una ciudad, dos mundos…
 
Caer en New York ha sido gratificante, he podido encontrarme con mis hermanos y recuperar una parte de la familia con la que apenas había tenido contacto en años. Ya casi estamos todos y el trato y la convivencia han sido muy buenos.
 
Venir aquí, como turista o inmigrante, y caminar por su calles, no nos resulta extraño, gracias a la televisión y al cine conocemos más ésta ciudad que probablemente aquella en la que nacimos o nos criamos. New York es parte de nosotros, es un paisaje familiar y desde la distancia albergamos el deseo que transitar por ella y revivir las estampas de nuestras postales, fotos, pelis, series o videos favoritos, por algo la llaman la capital del mundo, el corazón del capitalismo, las entrañas del pulpo, la gran manzana. Welcome to New York!
 
Pero tanto está New York, como está Nuebayol, ésta última es la parte de la gran manzana “invadida” por los dominicanos y dominicanas, es la ciudad fuera de la República Dominicana con más dominicanos agrupados por metro cuadrado. La comunidad dominicana se encuentra fundamentalmente concentrada en The Bronx y Manhattan, siendo Washington Heights el barrio más característico y emblemático de lo dominicano en NYC. Aquí vivo yo.
 
Quizás caminando por estas calles fue que Leonel Fernández forjó su sueño del Nuebayol Chiquito, ahora mismo no se cuanto acertó o se equivocó, porque Nuebayol es mucho Nuebayol, pero bueno... no voy a entrar en juicios de valores en  éste momento, pero sólo en éste momento. Ahora sólo quería dar entrada al blog y resaltar que me siento a gusto de ésta ciudad y entre su gente, muy diversa y cosmopolita, incluso los dominicanos y dominicanas, en medio de tanto atraso, prejuicios y complejos transnacionales, he podido conocer gente extraordinaria, luchadora, creativa, gente que se distingue por su buen estar y su voluntad para cambiarse a sí mismos para poder cambiar a Nuebayol y al Nuebayol Chiquito. Con ésta gente intento sacar adelante un montón de ideas y proyectos que debemos ir concretando y de los cuales iré comentando paso a paso en el blog y desde el bloque.
 
Queden con bien y cuídense de los nazionalistas, la gente que quema libros y banderas no es de fiar, es capaz de cualquier cosa con tal de honrar su estupidez.
 
Yo me voy al gym un rato, allí me entero de los últimos acontecimientos de la invasión pacífica de la República Dominicana por parte de la migración haitiana, porque no hay nada más interesante que escuchar a dominicanos y dominicanas hablar de invasión y migración sin control desde el corazón de Washington Heights.
@alexamarobcn

No hay comentarios:

Publicar un comentario