Vídeos

Loading...

miércoles, 3 de abril de 2013

Violencia racista y apartheid en la República Dominicana



Por Alex Amaro | @alexamarobcn

Comparto con ustedes parte de las imágenes de la violencia racista y del estado de apartheid que desde los grupos de poder se intenta imponer en la República Dominicana. Esto sucede frente a la pasividad de gran parte de la sociedad dominicana, con la anuencia y estimulo de los sectores más conservadores de las cúpulas religiosas, con la instigación y empuje de fuerzas políticas abiertamente racistas y xenófobas como la Fuerza Nacional Progresista (FNP, empresa política de la familia Castillo), frente a la indiferencia de la rancia e inepta partidocracia (PLD, PRD y PRSC) y ante a la inexistente o tímida condena del supuesto progresismo dominicano.

La acción de la policía dominicana se encuentra amparada en la violencia racista y el sistema de apartheid que se está imponiendo desde instituciones del Estado como la Junta Central Electoral y la Dirección General de Migración.

El gobierno del PLD y las distintas fuerzas políticas de la oposición, así como el conjunto de la sociedad civil, deben exigir responsabilidades claras y contundentes, deben producirse acciones judiciales para castigar ejemplarmente a los responsables intelectuales y materiales de ésta vergonzosa e inaceptable acción racista.

El Gagá es parte de la cultura dominicana. La negritud y las tradiciones afrocaribeñas son parte de nuestra identidad. Querer negarlo y pretender convertirnos por la fuerza a todas y todos los afrodescendientes dominicanos en blancos o pretender perpetuar el ridículo internacional al obligarnos a considerarnos “indios” y no negros, constituye una vergüenza y un absurdo que interfiere en nuestra construcción, social, cultural y política como pueblo. La República Dominicana es mayoritariamente negra y mestiza, les guste o no, a los que desde el poder se empeñan en construir una imagen de país que la calle niega.

El supuesto progresismo dominicano debe ser enérgico en la defensa de la mayoría negra y mestiza que ha sido negada, oprimida y castigada durante décadas por el color de su piel y tradiciones ancestrales. Debemos actuar de manera contundente frente al apartheid impuesto contra la minoría negra dominicana de ascendencia haitiana, a la que de forma reiterada se le está negando su nacionalidad, asentamiento y arraigo en tierra dominicana. Tenemos que defender a todas y todos los dominicanos sin que importe su origen, color de piel o religión.

No debemos continuar privilegiando un supuesto patriótico que refuerza la marginación y exclusión de un segmento de la sociedad dominicana por su ascendencia haitiana. Los valores patrióticos que deben servirnos hoy en día, deben ser aquellos que nos permitan democratizar la ciudadanía y extenderla a todas y todos los habitantes del país, más allá de la nacionalidad que se detente o del origen nacional o étnico.

La patria que heredamos no es la patria que queremos, tenemos que buscar nuevos héroes y heroínas que nos permitan construir un mejor país, más democrático e incluyente, la patria que queremos está por construir, es algo que debemos hacer y no podemos delegar irresponsablemente en nuevas generaciones.

5 comentarios:

  1. Buen dia Alex.. Totalmente de acuerdo contigo.. Cuando mencionas la sociedad civil dominicana, me da no se que, pues hay una deuda en nuestro pais, con el tema del racismo, pero no hemos logrado que la sociedad civil se una en torno a este tema, ni en muchos otros..si hemos logrado tocar el tema en algunos espacios, pero casi siempre con los mismos protagonistas...la sociedad civil dominicanas, para muchos temas que tienen que ver con minorias sexuales y mayorias afrodescendientes es casi iinexistente

    ResponderEliminar
  2. Buen dia Alex.. Totalmente de acuerdo contigo.. Cuando mencionas la sociedad civil dominicana, me da no se que, pues hay una deuda en nuestro pais, con el tema del racismo, pero no hemos logrado que la sociedad civil se una en torno a este tema, ni en muchos otros..si hemos logrado tocar el tema en algunos espacios, pero casi siempre con los mismos protagonistas...la sociedad civil dominicanas, para muchos temas que tienen que ver con minorias sexuales y mayorias afrodescendientes es casi iinexistente

    ResponderEliminar
  3. Entonces, por que seguimos hablando de Democracia, tengo un negocio de bebidas y me hicieron cerrarlo el viernes, alegando que ese dia no se podia escuchar musica, ni vender bebidas e incluso, querian prohibirme que usara unas picinas que habia preparado.

    Ese es el problema de la maldita impunidad, como es posible que por quedar bien con un sector, la policia tenga que verse envuelta en situaciones como estas, sin necesidad.Es decir que porque la iglesia catolica, quiera ocultar que ha perdido credibilidad, los demas creyentes, no podran hacer sus cultos.

    Bueno es cuando ellos "La Iglesia Catolica" realizan una procesion, utilizan decenas de policias, independientemente del tamano de la misma.

    ResponderEliminar
  4. Mientras la iglesia catolica, continue su romance con la policia nacional, la democracia nuestra seguira en descomposicion cada dia mas.

    ResponderEliminar
  5. Una reflexión muy ajustada al contexto político y cultural, y la vez una interpelacion a una realidad axficiante a la que hay que transformar con la unidad de todos. La multiculturalidad de la sociedad dominicana es una riqueza a revalorizar.

    Dario SOLANO

    ResponderEliminar