Vídeos

Loading...

lunes, 29 de octubre de 2012

El voto inmigrante, ICV y la alternativa a la crisis

Por Alex Amaro | @alexamarobcn

Los inmigrantes nacionalizados, ciudadanos con derecho a voto, deben acudir masivamente el próximo 25N y expresar su apoyo a la construcción de una alternativa de izquierda a la crisis y a los responsables políticos de crearla. Esos responsables de la crisis se encuentran en CIU, PP y PSC-PSOE. Son los que gobiernan y han gobernado los que han decido que el peso de la crisis y los “sacrificios” recaigan sobre los trabajadores y clases medias. Hay una alternativa, está a la izquierda y está con los inmigrantes, se llama Iniciativa per Catalunya Verds-ICV.”
 

150 mil inmigrantes nacionalizados podrán ejercer el voto en las elecciones catalanas que se celebrarán el próximo 25N, representando alrededor del 3% del electorado habilitado para ir a las urnas.
 
Por primera vez en mucho tiempo “la inmigración” no es uno de los temas centrales de la campaña, como lastimosamente llegó a suceder en anteriores procesos electorales. El tema central de la presente campaña está relacionado con la independencia y el derecho a decidir del pueblo catalán, convirtiéndose en un debate de profundo calado social y sentimental que parece haber detenido de golpe el tiempo y todos los problemas. Pero no, el tiempo sigue avanzando y los problemas existentes se agravan. El paro aumenta, los desahucios continúan, las familias siguen haciendo malabares, ya no sólo para llegar a fin de mes, sino para poder comer cada día.
 
El debate sobre la posible independencia de Catalunya se revela como fundamental y necesario, urgente si cabe el caso, pero no por eso debería anular el resto de debates, sobre todos aquellos que buscan encontrar respuestas a las dificultades que atraviesan las personas para poder vivir con dignidad y alegría, un derecho que ha sido asaltado por una crisis que no ha sido responsabilidad de la mayoría de los ciudadanos del país, sino de unos pocos, fuertes y con poder, pero unos pocos.
 
De esa mayoría que ha visto socavado su “modo de vida” por la crisis, los inmigrantes representamos un importante segmento. En el conjunto de la población, las cifras del paro se sitúan en el 25%, entre los inmigrantes llega hasta el 37%. Una innumerable cantidad de familias formadas por inmigrantes han perdido sus viviendas víctimas de los desahucios causados por la estafa de los bancos, paradójicamente rescatados con el dinero de la ciudadanía. Nos afectan directa y drásticamente los recortes en sanidad y educación, así como el conjunto de restricciones migratorias impuestas con la “excusa” de las crisis y que se ha orientado a dificultar las reagrupaciones familiares y el libre tránsito de nuestros familiares al país que dice acogernos.
 
Toda ésta situación de inequidad y dificultades tiene nombres y apellidos, hay políticos responsables de ello y sus partidos aspiran a seguir gobernando o a gobernar. Los ciudadanos de origen inmigrante no debemos seguir siendo apáticos a la realizad política que vive el país. La respuesta no puede ser huir nuevamente, ya huimos una vez, no es justo que lo hagamos nuevamente. Ya salimos de nuestros países de origen por causas similares a las que hoy afectan a Catalunya. No podemos seguir corriendo, llegó el momento de plantarnos y defender el modelo de sociedad y de Estado del bienestar que hemos estado ayudando a construir durante los últimos años. Es hora de dar un paso al frente y hacer política, de ejercer la ciudadanía y votar en las urnas contra los responsables de la crisis.
 
Los inmigrantes nacionalizados, ciudadanos con derecho a voto, deben acudir masivamente el próximo 25N y expresar su apoyo a la construcción de una alternativa de izquierda a la crisis y a los responsables políticos de crearla. Esos responsables de la crisis se encuentran en CIU, PP y PSC-PSOE. Son los que gobiernan y han gobernado los que han decido que el peso de la crisis y los “sacrificios” recaigan sobre los trabajadores y clases medias. Hay una alternativa, está a la izquierda y está con los inmigrantes, se llama Iniciativa per Catalunya Verds-ICV.
 
Hay que apostar decididamente por una fuerza alternativa, joven y progresista, como la que representa Iniciativaper Catalunya Verds-ICV. La formación ecosocialista siempre ha estado del lado de los inmigrantes en Catalunya. Son los que han propuesto el derecho a voto para todos los inmigrantes y se han opuesto con firmeza al funcionamiento de los Centros de Internamientos de Extranjeros-CIE´s. ICV defiende la idea de que Catalunya es un solo pueblo, del que nosotros también somos parte.
 
ICV en coalición con EsquerraUnida i Alternativa-EUiA presenta la candidatura de Joan Herrera como cabeza de lista de coalición alternativa, ecologista y de izquierdas. Para él y para todo el conjunto de la colación debe ser nuestro voto. No es un cheque en blanco, es un voto consciente y critico. Es un voto útil, que a la vez se convierte en exigencia y compromiso.
 
Hace falta determinación y voluntad política para profundizar y ampliar la igualdad ciudadana en Catalunya. ICV y Joan Herrera defienden ésta exigencia. Nuestro voto debe comprometerles aun más y darle el respaldo político necesario para que se conviertan en una fuerza más influyente y decisiva a la hora de tomar decisiones y formular políticas públicas.
 
Con nuestro voto podemos otorgarle a Joan Herrera e ICV una fuerza institucional capaz de impulsar la formulación de políticas de inclusión activa y con garantías democráticas que favorezcan la integración social y el ejercicio de la ciudadanía por parte de los inmigrantes a la sociedad catalana.
 
ICV tiene un reto planteado y es vincularse de forma democrática y activa a los colectivos de inmigrantes. Su modelo de organización política debe ser más ágil, abierto, inclusivo y participativo, de forma que las estructuras deliberativas y de gestión puedan nutrirse del talento, compromiso y militancia de los inmigrantes que simpatizan con sus propuestas políticas. Los pasos hacia el 25N sólo son un pequeño tramo del camino, después de ahí es cuando comienza un nuevo y largo viaje que debemos transitar juntos, con ilusiones y compromisos compartidos. ¡A por el triunfo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario