Vídeos

Loading...

lunes, 27 de agosto de 2012

La austeridad no frenará la corrupción

Por Alex Amaro (@alexamarobcn)

Si el presidente Danilo Medina realmente quisiera combatir la corrupción, habría destituido sin excepciones, a todos los funcionarios corruptos del anterior gobierno y no haberlos ratificado, como ha hecho”.

Las medidas de austeridad relativas al gasto publico anunciadas por el presidente Danilo Medina, resultan necesarias en un momento en el que el gasto corriente de la mayoría de los ministerios e instituciones del gobierno y el estado, se encuentran por encima de lo racional y necesario. Por todos es sabido el dispendio de los recursos públicos a través de dichas instituciones, las que muchas veces son asumidas por sus incumbentes como botín de guerra o más bien, como premio de lotería.

El presupuesto del Estado es una de las principales fuentes de enriquecimiento ilícito en el país, una práctica extendida y socialmente asumida como parte del profundo deterioro ético de la sociedad dominicana, en la que formar parte del gobierno, es decir, “pegarse” se convierte en una clara oportunidad para “buscarse lo suyo” y “pararse”. Los ministerios y dependencias del gobierno son rifadas entre los acólitos del partido gobernante y el lugar de la designación determina el nivel de proximidad al poder central y el grado de confianza depositado para llegar a ser parte de la maquinaria corruptora principal, como dicen algunos, esa donde de verdad está “la grasa”, aquella en donde se dispone de manera ilícita e ilimitada de los recursos del gobierno, el Estado y la Nación.
 
La austeridad anunciada es ineficaz y por sí sola no frenará la corrupción, si no va acompañada de la realización de auditorías independientes sobre la gestión realizada por los anteriores incumbentes de los ministerios e instituciones del gobierno. Hay que auditar seriamente las cuentas y someter a los funcionarios corruptos de los anteriores gobiernos.
 
Sin embargo, un gran problema es la continuidad de muchos funcionarios en los ministerios e instituciones del gobierno. Dada la situación, es previsible que las medidas de austeridad no se harán efectivas, porque hacerlo implicaría el desmonte de las estructuras clientelistas y de enriquecimiento ilícito instauradas y mantenidas por los actuales incumbentes.
 
Si el presidente Danilo Medina realmente quisiera combatir la corrupción, habría destituido, sin excepciones, a todos los funcionarios corruptos del anterior gobierno y no ratificarlos como ha hecho.
 
Si algo me queda claro de las medidas del Presidente Danilo Medina, es que continuará con lo que siempre se ha hecho: garantizar la impunidad de los corruptos. No corregirá lo que está mal, todos los funcionarios corruptos seguirán es sus puestos y ninguno rendirá cuenta de sus actos.
 
¿Hará lo que nunca se hizo? El gobierno apenas empieza, mal, pero apenas empieza. Ya veremos si en algún momento del camino el hombre de arma de valor y enfrenta la corrupción, pero lo que es más importante, a los corruptos. ¡Comprende!

1 comentario:

  1. Excelente Alex! Siempre tan atinados tus análisis, en verdad este es un viejo gobierno que (teniendo nuevo rostro presidencial)ha empezado mal. Y es que la corrupción no se elimininará por decreto, si no existe actos que le acompañen está destinado al fracaso, como sabemos que así será.

    ResponderEliminar