Vídeos

Loading...

jueves, 19 de julio de 2012

El mito de la “inmigración legal y ordenada”

Por Alex Amaro (@alexamarobcn)

"Pedir que la inmigración haitiana sea “legal y ordenada” es ponernos del lado de la derecha política “dominicana”y con ello debilitamos la lucha que llevan muchos de nuestros paisanos en el exterior (Estados Unidos y Europa) contra medidas similares que restringen entre otras cosas las reagrupaciones familiares y la libre circulación de nuestros conciudadanos en el mundo".

El concepto de “inmigración legal y ordenada” ha sido acuñado durante los últimos años por la derecha europea, a raíz de la masificación fenómeno migratorio y el creciente asentamiento de ciudadanos de origen extracomunitario en los distintos países del continente.
“Inmigración legal y ordenada” surge del interés de la derecha europea en clasificar el tipo de inmigrantes que llegan al continente, privilegiando la llegada de “profesionales, blancos, cristianos y sin cargas familiares”. De ahí que en distintos momentos hayan propuesto formulas migratorios para incentivar la llegada de “profesionales” en lugar de “pobres, huidos, negros, árabes, mestizos, no católicos y con cargas familiares”.
Los canales de acceso a la “inmigración legal y ordena” existen, son los que funcionan a través de los consulados en los países en vías de desarrollo y que resultan infranqueables para los trabajadores sin formación profesional. Migrar desde los países de origen de forma ilegal se convierte en la única forma posible de hacerlo, ya que los requisitos no son accesibles a las personas que se ven forzadas a migrar para no morir de hambre o por la inseguridad en sus países de origen.
Las dominicanas y dominicanos conocemos del ingenio empleado por muchos de nuestros paisanos, amigos, familiares, o quizás de nosotros mismos, para emprender procesos migratorios no legales y mucho menos ordenados. Aquí se aplica la ley de la ventaja, el sentido de la oportunidad, la rebelión deliberada contra procedimientos de selección migratoria injusta y clasista.
Imagínese usted que la llamada “migración legal y ordenada” hubiera funcionado tal y como se pensó y diseñó, lo cierto es que de los 2 millones de dominicanos que viven el exterior quizás no habrían ni 200 mil, ya que si el requisito “primordial” es la “cualificación profesional” muchos de los que han migrado no reunirían los requisitos exigidos. Pero muchos menos podrían haber reunido solos las “condiciones económicas” mínimas exigidas, casa propia, cuenta bancarias, coche, propiedades, etc.
Por qué tendrían que hacerlo, si precisamente, en la mayoría de los casos la gente emigra por carece de todo eso y lo quiere, asume que nada de eso lo conseguirá en tierra patria y huye, porque salir huyendo es la única salida que les ha quedado a millones de dominicanos y dominicanas, de ahí que más de la mitad de los jóvenes en edad escolar tenga el “sueño migratorio” como primera opción personal.
Por lo tanto de mi parte afirmo que hablar de “inmigración legal y ordena” es un mito. Repetir éste concepto nos sitúa en el contexto de la derecha política, xenófoba, racista y clasista. Así que mucho cuidado cuando nos hagamos eco de ideas simples, que pueden parecer lógicas, pero que en el fondo albergan un trasfondo nefasto y antihumano.
Pedir que la inmigración haitiana sea “legal y ordenada” es ponernos del lado de la derecha política “dominicana” y con ello debilitamos la lucha que llevan muchos de nuestros paisanos en el exterior (Estados Unidos y Europa) contra medidas similares que restringen entre otras cosas las reagrupaciones familiares y la libre circulación de nuestros conciudadanos en el mundo.
Las migraciones deben basarse en la necesidad de encontrar justicia y garantías para vivir, por lo tanto el derecho universal a la vida debe ser la base de la regulación de todo proceso migratorio, es el reconocimiento de la justicia lo que legitima cualquier pretensión de legalidad. Si las leyes son injustas, nos asiste el soberano derecho a rebelarnos y conquistar la justicia.

Nota: El autor es sociólogo, durante los últimos años se ha especializado en temas vinculados a “la migración y al desarrollo”. Actualmente reside en Barcelona, preside la Asociación de la Comunidad Dominicana en Catalunya. Forma parte de la Federación para la igualdad ciudadana y de la Federación de Entidades Latinoamericanas de Catalunya. Es promotor de un nuevo marco regulatorio de las migraciones fundamentado en el respeto a los derechos humanos y en el derecho a vivir. En las elecciones dominicanas de mayo de 2012 participó como candidato a Diputado de Ultramar por Europa a través de la formación política Alianza País.

5 comentarios:

  1. A PARTIR DEL 1 DE JUNIO DE 2012 COMIENZA A APLICARSE UNA NYEVA LEY DE MIGRACION EN LA RD: TODO EXTRANJERO QUE DESEE RESIDIR O TRABAJAR EN LA RD DEBERA ENTRAR AL PAIS CON UN VISADO DE RESIDENCIA O DE TRABAJO TEMPORAL. EL DE TRABAJO SE CONSIGUE CON UN CONTRATO Y EXPIRA CUANDO EXPIRE EL CONTRATO O SE RENOVA CON OTRO CONTRATO. EL DE RESIDENCIA DURA 2 MESES PARA COMENZAR EL TRAMITE. ESOS VISADOS DEBEN SOLICITARSE EN LOS CONSULADOS EN EL EXTERIOR. SI EL EXTRANJERO ESTA YA EN LA RD HACE TIEMPO, DEBERA SALIR, IR A SU PAIS DE ORIGEN, SOLICITAR EL VISADO Y REGRESAR. ESTO INCLUYE A TODOS LOS CIUDADANOS DE LA UNION EUROPEA. Y SE ESTA APLICANDO CON EFECTO RETROACTIVO.

    ResponderEliminar
  2. A PARTIR DEL 1 DE JUNIO DE 2012 COMIENZA A APLICARSE UNA NYEVA LEY DE MIGRACION EN LA RD: TODO EXTRANJERO QUE DESEE RESIDIR O TRABAJAR EN LA RD DEBERA ENTRAR AL PAIS CON UN VISADO DE RESIDENCIA O DE TRABAJO TEMPORAL. EL DE TRABAJO SE CONSIGUE CON UN CONTRATO Y EXPIRA CUANDO EXPIRE EL CONTRATO O SE RENOVA CON OTRO CONTRATO. EL DE RESIDENCIA DURA 2 MESES PARA COMENZAR EL TRAMITE. ESOS VISADOS DEBEN SOLICITARSE EN LOS CONSULADOS EN EL EXTERIOR. SI EL EXTRANJERO ESTA YA EN LA RD HACE TIEMPO, DEBERA SALIR, IR A SU PAIS DE ORIGEN, SOLICITAR EL VISADO Y REGRESAR. ESTO INCLUYE A TODOS LOS CIUDADANOS DE LA UNION EUROPEA. Y SE ESTA APLICANDO CON EFECTO RETROACTIVO.

    ResponderEliminar
  3. Por un segundo piensa que la idea de la llamada migración legal y ordenada no existiera y en cambio mañana abriésemos los ideales que promueves..... Solo piénsalo......
    Que pasaría?????
    Vivirías aquí?
    Por que para que?
    Que riesgos correría Dominicana?
    Puede que 20 años más de esclavitud con los haitianos?
    Pienso que es un tema que se debe discutir desde el realismo y sin pasiones, hoy en día la migración ilegal es un problema para todos.

    Luego de un largo pensar me repito que soy el primero que quiero cambios en la política migratoria, que quiero el bien común de todos y preciso TODOS pero las cosas a su tiempo y ordenadas gusten o no, no podemos dejar que entre medio haití a Dominicana, sin ningún tipo de control, eso es una locura.

    Desde el respeto y amistad, esta es mi opinión.
    Andres Ramirez.

    ResponderEliminar
  4. Por un segundo piensa que la idea de la llamada migración legal y ordenada no existiera y en cambio mañana abriésemos los ideales que promueves..... Solo piénsalo......
    Que pasaría?????
    Vivirías aquí?
    Por que para que?
    Que riesgos correría Dominicana?
    Puede que 20 años más de esclavitud con los haitianos?
    Pienso que es un tema que se debe discutir desde el realismo y sin pasiones, hoy en día la migración ilegal es un problema para todos.

    Luego de un largo pensar me repito que soy el primero que quiero cambios en la política migratoria, que quiero el bien común de todos y preciso TODOS pero las cosas a su tiempo y ordenadas gusten o no, no podemos dejar que entre medio haití a Dominicana, sin ningún tipo de control, eso es una locura.

    Desde el respeto y amistad, esta es mi opinión.
    Andres Ramirez.

    ResponderEliminar
  5. Andrés, tu opinión la entiendo pero no la comparto, ya que la misma es producto de una asimilación del discurso del miedo instrumentado desde la dictadura trujillista y mantenido hasta hoy con el objetivo de mantener separados los pueblos haitiano y dominicano, queriendo simular una herencia cultural, racial es histórica que sólo tiene como referencia a España y que niega la presencia negra, haitiana y africana en nuestra bases constitutivas como pueblo, como nación, como la República que somos hoy día.

    Haití no constituye amenaza alguna para nuestro país y mucho menos la inmigración llegada hasta nuestras tierras. La migración haitiana es producto de la lucha por la supervivencia, la huida desesperada por conseguir un trozo de pan y no morir de hambre. No hay propósito alguno de “conquistarnos” y “dominarnos”, eso sucedió en un momento histórico en el que ni siquiera la Republica Dominicana existían como pueblo, el territorio que hoy ocupamos era una colonia abandonada a su suerte por el Reino de España, formado por un grupo de mendigos políticos y sin identidad dispuestos a venderse a cualquier protectorado con tal de mantener sus títulos de “nobles europeos”, daba igual si fuera España, Francia o Inglaterra. Los haitianos se liberaron primero y ante la vacilación de los habitantes de la parte este de la isla decidieron ocuparla para preservar su revolución, que por cierto son los haitianos los que expulsan a las tropas españolas y abolen la esclavitud mantenida por los criollos españoles e introducen las bases del derecho francés y romano en nuestra jurisprudencia, antes dominada por los caprichos de los reyes católicos.

    Insisto, Republica Dominicana es un país formado por distintas olas migratorias sucedidas a lo largo de su historia. Españoles, árabes, franceses, suizos, chinos, japoneses, puertorriqueños, cubanos, venezolanos, etc. han migrado y han dado forma a nuestras características distintivas como pueblo. El problema con los haitianos es que más que pobres son negros y en su mayoría no católicos.

    El problema de RD no son los haitianos, son los políticos y la clase gobernante, son las empresas multinacionales y los gobiernos extranjeros que expolian nuestros recursos. Los Estados Unidos invadieron y ocuparon el país en dos ocasiones, de 1916 a 1924, y de 1965 a 1966 y no le tememos tanto porque no forma parte del guión de miedo impuesto por los de arriba para que los de abajo en Quisqueya y Haití no nos unamos para hacer la revolución que muchos luchadores que nos precedieron desearon.

    Desde la amistad te invito a reflexionar tu posición para que logres abandonar el miedo…

    ResponderEliminar