Vídeos

Loading...

lunes, 30 de julio de 2012

Actualizar la izquierda, reiniciar la democracia

Por Alex Amaro (@alexamarobcn)

La izquierda democrática tiene un gran reto por delante, construirse afianzando su presencia política en la sociedad y ganando espacio en las instituciones del Estado que sustentan la democracia en República Dominicana”.

La izquierda dominicana debe actualizarse, ponerse a tono con los tiempos políticos democráticos que corren hoy día. Hay que dejar de justificar con vanos argumentos la sentida desafección social hacia “la izquierda”. Hay que madurar y ser autocríticos, el principal problema para la izquierda es su desacertada cultura “izquierdista”, su anacrónica entronización como fuerza opositora “Ad vitam aeternam”. Los más jóvenes debemos rebelarnos contra su reiterada incapacidad para actualizarse y convertirnos en un instrumento útil para la transformación social del país actual, no del que fuimos una vez, cuando el peso de los intereses de la “guerra fría” distorsionó nuestro recorrido histórico y la construcción sociocultural como pueblo.

La izquierda para existir hoy y poder desarrollarse tiene que ser democrática o no será. Salvo los típicos argumentos totalitaristas, no hay sofismas que justifiquen la antidemocracia como valor político dentro de la izquierda. Sin embargo la izquierda dominicana ha fermentado una rancia postura antidemocrática, producto de la influencia cultural del estalinismo a nivel mundial y de modo muy particular en la región latinoamericana, en donde ha logrado mantenerse al amparo de regímenes y organizaciones sobrevivientes de la era de la “guerra fría”, que siguen siendo tipificadas como de “izquierda” a pesar de su marcado carácter totalitario y antidemocrático.

La izquierda dominicana debe encontrar la coherencia histórica dentro de las grandes luchas políticas y sociales en las que ha participado (contra Trujillo y el trujillismo, en la Revolución de Abril de 1965, contra Balaguer en los 12 y en los 10 años, en Abril de 1984 y contra el FMI, contra Leonel y leonelísmo, etc.), todas ellas han sido para establecer o garantizar la democracia en el país.

La izquierda democrática tiene un gran reto por delante, construirse afianzando su presencia política en la sociedad y ganando espacio en las instituciones del Estado que sustentan la democracia en República Dominicana.

Quienes aspiramos a construir un nuevo espacio político para relanzar el movimiento progresista en la República Dominicana debemos asumir la tarea de actualizar los valores políticos e ideológicos que sustenta a la izquierda actual.

Las respuestas sociales, políticas e ideológicas que debemos plantear a la actual situación deben basarse la construcción de una alternativa plural y democrática que se estructure desde la diversidad existente en la sociedad dominicana de hoy.

La única alternativa posible al “Statu quo”  es la construcción social de un nuevo sujeto político que cambie la correlación de las fuerzas a favor de la transformación progresista del país, que constituyendo un nuevo poder popular que cree las capacidades sociales que nos permitan gestionar democráticamente el cambio. Para ello necesitamos de una izquierda democrática, plural, progresista y anticapitalista. ¿Seremos capaces de construirla?

4 comentarios:

  1. Alex, excelente análisis. Pero debo agregar que la izquierda Latinoamericana está actualizada en diversos aspectos. De hecho, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Brazil, Uruguay y Argentina son un ejemplo claro del avance de la izquierda en el siglo XXI. Aca,Rep. Dom., la izquierda tradicional es un viejo dinosaurio que se resiste en aceptar que la guerra fria terminó. El movimiento progresista impulsado por el Dr. Moreno, ofrece una verdadera actualizacion de los principios y valores izquierdistas.-*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente la izquierda latinoamericana ha logrado encontrar vías efectivas para avanzar hacia el poder, conquistarlo y mantenerlo. El reto es continuar gobernando de forma democrática, evitando que las tentaciones totalitaristas se apoderen de los “líderes revolucionarios” e intenten reproducir esquemas autoritarios que les lleven a gobernar, incluso, contra su propio pueblo.

      La izquierda del siglo XXI debe ser firmemente democrática si quiere perdurar, gobernar y lograr los cambios que nos hemos propuesto.

      Eliminar
  2. El Relevo de la Izquierda heredo de un ajeno padrastro, un gusto muy fino, no acorde a las ideas de antaño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La innovación de las ideas y en la práctica política es el reto que tenemos por delante. No hay salida hacia atrás que nos conduzca al éxito, sólo mirando al futuro deseado podremos encontrar los causes de acción actuales que nos pongan en la ruta para conquistar el poder, gobernar e impulsar los cambios que RD necesita.

      Eliminar